GRACIAS A TU DONACION ESTA PAGINA PODRA SEGUIR FUNCIONANDO
Comentarios de Puntadas católicas
COMPARTE ESTA ENTRADA





SIGUENOS
Síguenos en TwitterSiguenos en FacebookSiguenos en Google+Siguenos en PicasaSiguenos en YouTubeSiguenos en BloggerSiguenos en Blogger


Más en mi youtube

MANUALIDADES-SANTOS-etc
ADOPCION ESPIRITUAL

CAMPAÑA DE ORACION POR LA PAZ
La cruz de Cristo sufriente de cada víctima inocente. Cubierta con rosas de oración por el perdón , por la reconciliación y la conversión

VELA DEL CANCER
Ora por los que padecen éste mal


Blogueros con el Papa

Ideas para meditar en la Ascensiòn de Jesùs en familia


Ideas para celebrar la Ascensión del Señor en familia
Meditar la Ascensión del Señor en famlia
Jesús ascendiendo en la nube con luz para niños


“La Ascensión de Cristo al cielo significa su participación, en su humanidad, en el poder y en la autoridad de Dios mismo” (Catecismo de la Iglesia Catòlica no. 668)

Por Ana Marìa Sarmiento de Castañòn y Xhonane Olivas

En el día de la Ascensiòn, recordamos cuando Jesús ascendió al cielo, cuarenta días después del Domingo de Resurrección. Este dìa corresponde al jueves de la 6a semana de Pascua aunque algunas diócesis la transfieren al 7º Domingo de Pascua, un domingo antes a la fiesta de Pentecostés. 

La descripciòn de esta celebraciòn, la encontramos en estos pasajes de la Biblia: "Y les dijo: - Vayan por todo el mundo y anuncien la Buena Nueva a toda la creación. El que crea y se bautice se salvará. El que se resista a creer se condenará. Y estas señales acompañarán a los que crean en mi Nombre: echarán los espíritus malos, hablarán en nuevas lenguas, tomarán con sus manos las serpientes y si beben algún veneno no les hará ningún daño. Pondrán las manos sobre los enfermos y los sanarán- Así pues, el Señor Jesús, después de hablar con ellos, fue llevado al cielo y se sentó a la derecha de Dios(Mc 16, 15-19; cfr. Lc 24, 50-51).
“Mientras miraban fijamente al cielo hacia donde iba Jesús, se les aparecieron dos hombres vestidos de blanco que les dijeron: Hombres de Galilea, ¿qué hacen ahí mirando al cielo? Este que ha sido llevado, este mismo Jesús, vendrá como lo han visto subir al cielo". (Hch 1, 3-11)


Ideas para meditar en la Ascensiòn de Jesùs en familia:

1. Explica a tus hijos que la fiesta de la Ascensión es una solemnidad, es decir, una de las celebraciones más importantes de nuestra fe. Despuès del Triduo Pascual y de la Resurrección del Señor, siguen la Navidad, la Epifanìa y luego la Ascensiòn, en orden de importancia, de acuerdo a las Normas Universales que tiene la Iglesia para las Solemnidades del Calendario Litùrgico.

2. Apòyate en un calendario para que cuentes con tus hijos cuarenta días después de la Pascua y vean en què dìa cae la Ascensiòn.

3. Lee con tus hijos los pasajes (Mc 16, 15-19), (Lc 24, 50-51), (Hch 1, 3-11). Para involucrarlos más, pídeles que ellos mismos busquen las citas y se turnen para leerlas.

4. Comenta con ellos lo que más les llame la atención y hazles algunas preguntas:

  • P: ¿Qué celebramos el día de la Ascensión? R: Porque es el dìa en que Jesús se fue al cielo junto al Padre a sentarse en su trono.
  • P: ¿Qué encomendó Jesús a sus discípulos antes de irse? R: Que vayan por todo el mundo y anuncien la Buena Nueva a todas las naciones.
  • P: ¿Qué quiere decir ser evangelizadores? R: Hablar sobre Jesús, sus enseñanzas y la salvación que nos da, también portarnos bien y con nuestra vida demostrar que creemos en Él.
  • P: ¿Por qué sabemos que vamos a ir al cielo como Jesús se fue? R: Porque Él dijo que nos iba a preparar un lugar junto a Él y que estaríamos donde Él esté, además como el ascendió nosotros también lo haremos pues somos parte de su Cuerpo.

COMENTARIOP. Jordi Rivero corazones.org
  • Hoy recordamos el día que Jesús ascendió al cielo.
    • El dijo que nos prepararía un lugar para estar todos con El.
    • El cielo es estar perfectamente unidos a Dios por medio de Cristo.
       
  • ¿De verdad queremos ir al cielo?
    • Si entendemos que ir al cielo es ir a Jesús, dependerá de cuanto amamos a Jesús.
    • Cuando me despido de personas que posiblemente no vuelva a ver en este mundo, suelo decirles: "espero que nos encontremos en el cielo. Ellos suelen responder algo así: "¡Espero que no sea pronto!"
    • La verdad es que muy pocas personas desean ir al cielo. Si les damos a escoger entre cielo o infierno, dicen que prefieren el cielo. Pero prefieren aun mas su vida en la tierra.
    • El problema es que conocemos poco a Jesús y por eso lo amamos poco. Hay muchas cosas que ponemos antes que El.
    • No digo que despreciemos este mundo. Los santos deseaban ir al cielo y por eso vivían aquí con tanto amor. Porque en el cielo se vive el amor y se comienza a amar aquí.
    • Cuanto mas deseamos a Jesús (estar con El en el cielo) mas vamos a apreciar nuestra vida en la tierra. El nos da el Espíritu Santo para que podamos amar a todos y todas las cosas en Cristo.
    • Es como una novia que anhela por casarse con su novio. Cuanto mas lo anhela mas goza el noviazgo con toda la preparación.
       
  • No podemos imaginarnos el cielo porque está fuera de nuestras categorías de conocimiento. No puede una persona completamente ciega de nacimiento imaginarse los colores.
    • El cielo no es tanto un lugar como un estado de vida muy superior al nuestro. En el cielo no hay tiempo ni espacio. Solo podemos anticipar el cielo basado en el amor. ¡En el cielo todo se conjuga en el amor!
    •  En la tierra empezamos a amar, pero todavía tras velos y límites. En el cielo estaremos en la plenitud del amor.
    • Por eso, la ascensión NO es una fiesta triste y melancólica.
    • Al partir hacia el cielo, Cristo comienza a comunicar el Espíritu Santo a sus apóstoles y los frutos son inmediatos:
    • Jesus los reviste de fortaleza como les había prometido (cf. Evangelio de hoy)
    • Ellos “se postraron ante él (adoración) y se volvieron con gran alegría; y estaban siempre en el templo bendiciendo a Dios (alabanza)." (cf. Evangelio de hoy).
    • Son hombres nuevos llenos de convicción sobre la realidad de Cristo, llenos de propósito.
       
  • La ascensión es la fiesta de la entronización de Cristo. Sube al cielo y se sienta en Su trono a la derecha del Padre. Significa que Jesús ha transcendido a todas las limitaciones de este mundo y está con Dios. Significa que en Jesús, todos los hombres que creen transcienden también porque somos su Cuerpo.
    • Jesucristo ejercita ahora soberanía sobre los suyos, dándoles la gracia para llevar a cabo su misión en este mundo.  A través de ellos su presencia se hace presente en la tierra.  
    • Esta verdad es el fundamento de la nueva vida de los Apóstoles.
       
  • Esta misma experiencia del Señorío de Jesús es expresada por Pablo quien nos dice que Cristo se elevó por encima de todo. Señor “Kyrios”.  “puso todas las cosas bajo sus pies”.  
    • Frente a Cristo debe doblarse toda rodilla: en los cielos, la tierra y lo que está bajo la tierra  (Cf. Flp. 2,9)
       
  • Jesús, lejos de separarse de nosotros nos ha unido a El para siempre.
  • En Cristo, nuestra humanidad es elevada hasta Dios.
  • Nosotros somos miembros de su Cuerpo, unidos a la Cabeza.
  • Ya desde la tierra somos de su reino y no del mundo.
  • «He aquí que yo estoy con vosotros todos los días hasta el fin del mundo».
  • En la tierra podemos estar unidos a Cristo, pero hay diferentes capacidades de unidad. 
  • Un novio conoce a su novia y ambos se aman ya. Pero anhelan el día de la boda. 
  • Nosotros conocemos a Jesús pero vivimos en la esperanza firme del cielo. Si no tuviésemos ya los primeros frutos, no anhelaríamos la plenitud. 
  • Ir al cielo significa ir a estar "con Cristo" (Fi. 1,23)


¡ DÉJANOS LA PUERTA ABIERTA, SEÑOR!




¡ DÉJANOS LA PUERTA ABIERTA, SEÑOR! 
Para gozar contigo, en la presencia de Dios
cantando y proclamando
, con los ángeles y mil coros celestiales,
que eres Santo y Dios,
Dios y Santo,
eternamente santo por los siglos de los siglos.

¡DEJANOS LA PUERTA ABIERTA, SEÑOR!
Y, después de entrar Tú en el reino de los cielos,
Comprender esperando
que, un día también nosotros,
tendremos un lugar en algún rincón eterno
Y, al contemplar la grandeza de Dios,
festejar, en la gloria de ese inmenso cielo,
que ha merecido la pena ser de los tuyos
permanecer firmes en tus caminos
guardar tu nombre y tu memoria
meditar tu Palabra y tu mensaje
soñar con ese mundo tan diferente al nuestro

¡DEJANOS LA PUERTA ABIERTA, SEÑOR!
Que no la cierre el viento del camino fácil
Que no la empuje nuestra falta de fe
Que no la obstruya nuestro afán de tener aquí

¡DEJANOS LA PUERTA ABIERTA, SEÑOR!
Para vivir y morar contigo
Para amar y vivir junto a Dios
Para sentir el soplo eterno del Espíritu
Para gozar en el regazo de María Virgen

¡NO NOS CIERRES LA PUERTA DEL CIELO, SEÑOR! 
Javier Leoz (sacerdote)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
loading...
TRANSLATE


EnglishcvFrenchGermanSpainItalianDutchRussianPortugueseJapaneseKoreanArabicChinese Simplified

Seguidores