GRACIAS A TU DONACION ESTA PAGINA PODRA SEGUIR FUNCIONANDO
Comentarios de Puntadas católicas
COMPARTE ESTA ENTRADA





SIGUENOS
Síguenos en TwitterSiguenos en FacebookSiguenos en Google+Siguenos en PicasaSiguenos en YouTubeSiguenos en BloggerSiguenos en Blogger


Más en mi youtube

MANUALIDADES-SANTOS-etc
ADOPCION ESPIRITUAL

CAMPAÑA DE ORACION POR LA PAZ
La cruz de Cristo sufriente de cada víctima inocente. Cubierta con rosas de oración por el perdón , por la reconciliación y la conversión

VELA DEL CANCER
Ora por los que padecen éste mal


Blogueros con el Papa

Haciendo y siendo pan

Por Laura Aguilar Ramírez.

Una de las cosas que más trabajo me ha costado entender de la Pascua es su significado.
La razón es bien sencilla:
Con Cristo, se cerró un círculo. El es el Principio y el Fin.
Todo lo anterior a El, lo anunciaba y con El se cumplió lo anunciado.

La Pascua empezó a celebrarse como el recuerdo del maná que cayó del cielo y que alimentó al pueblo cuando estaba a punto de desfallecer en el desierto, después de su salida de Egipto en donde fué esclavo por mucho tiempo.
Durante el tiempo que el pueblo estuvo en el desierto, poco a poco se fué purificando de costumbres paganas que había adquirido en Egipto.
No fué sencillo ni fácil y muchas veces, fué doloroso para ellos. Es más, no todos llegaron a la tierra prometida, pero ése maná los sostuvo y dió fuerza para seguir.

Empezó celebrándose tratando de fabricar pan parecido a ése maná.
Y a partir de ése tiempo, cada año se hacían festejos como un agradecimiento a Dios.
Jesús mismo celebraba la Pascua y la última cena fué la última Pascua que celebraron sus discípulos recordando el paso en el desierto. Después como sabes vino el Viernes de Dolores en donde Jesús falleció, el Sábado de luto y el Domingo de Resurrección (esto se llama Triduo Pascual)
A partir de la Resurrección de Jesús, el sentido de la Pascua cambió, ya no se celebra el paso en el desierto, sino la victoria de Cristo al resucitar. Cristo mismo se hace pan y vino y se convierte en alimento para que no desfallezcamos en éste desierto que es la vida y pasemos a la vida eterna.
De hecho, la palabra Pascua significa Paso.

Pensando en ésto y buscando una actividad que ayude a los niños a entender porqué éstas fechas son tan importantes, he encontrado ésta que te sugiero realices con tus hijos, al mismo tiempo que le explicas con palabras sencillas, el significado de la Pascua, que es mucho más que buscar huevos de chocolate.

Esta vez, nos vamos a meter a la cocina. Y haremos pan.
¿En qué nos puede ayudar hacer pan para entender lo que es la Pascua?
Es sencillo:
Se toman los ingredientes, que está cada uno separado del otro. Se integran. Se meten al fuego y se obtiene un alimento.
Es decir, juntos, con ayuda del elemento fuego PASAN de ser harina, huevo, leche, etc. a ser pan que nutre.

Esto es lo que Jesús hizo con sus discípulos. Los tomó, los educó, los acompañó. Dejaron de ser Simón, Juan, Andrés, Tomás, etc. para ser hermanos de El, amigos de El y parte de El.

Jesús es la Pascua misma, es el Paso, el Puente, el que nos transforma. Es el pan y hace de nosotros pan.
Nos purifica para entrar a su Reino.
Asi que ¿estás listo para hacer pan?
Una advertencia:
Los ingredientes son muy sencillos. Lo importante es el trabajo, el amasado, el tiempo que lleva cada proceso, el respetar cada proceso, seguir al pie de la letra las indicaciones para obtener un buen pan.

Al final nos dan algunas variantes; a mí se me ocurre incorporar queso y rajas para hacerlo más sabroso. O mejor aún, para darle un toque pascual, podemos introducir en la masa antes de meterla al fuego, un pequeño cirio pascual que al término del cocimiento y cuando estemos degustando el pan, nos recuerde la luz que proviene de Jesús y que es el mismo Jesús.

Creo que éste proceso de hacer pan con nuestros hijos, puede ayudarles a entender el significado de la Pascua, además de pasar un momento agradable con ellos.

Los chicos pueden ayudar midiendo los ingredientes o pasándoselos a su mamá cuando se los pida, o si ya son mayores, a amasar, a vigilar el tiempo, a cubrirlo con la manta.

Después, seguramente dirán al igual que yo nomás de ver el proceso: "Chispas, no es fácil hacer pan. Es mucho trabajo. Asi le cuesta a Jesús purificarnos para llevarnos a su Reino. Asi le cuesta quitarnos las costumbres paganas que hemos adquirido durante nuestra vida."

Ingredientes:

Receta de pan casero

Aunque algo laborioso, a los que nos gusta la cocina disfrutamos haciendo nuestros propios panes en casa. Aquí os explicamos todos los secretos de cómo hacer pan casero, receta paso a paso, con consejos sobre el amasado y refinado de la masa, fermentación y horneado.

Los hornos tradicionales, con los que se obtienen mejores resultados, son de leña, como los usados también para hornear las pizzas, pero en casa también obtendremos muy buenos resultados con los hornos domésticos, con los consejos que os damos.

Ingredientes para un pan de 30 cm.

750 gr.de harina de fuerza (en algunos sitios: harinas de primavera- son de un trigo pequeño de secano de grano duro, las hay de distintos tipos de trigo y se caracteriza por ser muy rica en gluten y tiene muchas proteinas.

En cocina se caracteriza por una mayor capacidad de absorción de líquido y una gran resistencia al estirado. y son las mejores para hacer repostería de tipo: bollos, hojaldres, croissants, roscon de reyes, etc. En algunos de estos productos se utilizan las harinas de media fuerza.

Suelen tener de este tipo de harina (de fuerza) en las panaderías o pastelerías.

En contraposición, la harina floja es la harina común, la que se utiliza generalmente en las casas para rebozados y demás.)

, una cucharadita de levadura seca (equivalente a 15 gr. levadura fresca), media cucharada de sal, 450 cc. agua tibia. Semolina o harina, para la mesa.

Elaboración.

1º Mezcla.

Tamiza la harina y la sal sobre un cuenco. Mezcla la levadura con el agua tibia, pero sin sobrepasar los 40º, ya que destruiría el fermento vivo. Si usar levadura fresca, deja reposar unos 15 minutos la mezcla de levadura con el agua, hasta que forme burbujas en la superficie.

Haz un hueco en el centro de la harina, y vierte la mezcla de levadura, removiendo a fondo con las manos hasta que la masa se desprenda de los bordes. Si ves que está demasiado blanda y húmeda, añade algo más de harina. Si esta muy seca, humedece un poco la masa.

Mezcla de ingredientes

2º Amasado y refinado.

Pasa a la mesa enharinada y amasa a fondo durante 15 minutos. Para ello sujeta la masa con una mano y, con la palma de la otra, estira la masa extendiéndola hasta que empiece a rasgarse. Dobla luego sobre si misma al mismo tiempo que la retuerces ligeramente (un par de giros). Continúa extendiendo, doblando y retorciendo la pasta con un movimiento rítmico y regular, durante 15-20 minutos.

La pasta estará lista cuando no esté pegajosa, se extienda fácilmente y se note suave al tacto.

Amasado, refinado del pan

3º Primera fermentación.

Lava bien el cuenco, unta con aceite ligeramente e introduce dentro la masa. Cubre con film transparente, para mantener la humedad, y deja fermentar en lugar tibio hasta que duplique su volumen, entre una hora u hora y media. Se conoce el punto cuando al presionar con el dedo la huella desaparece muy lentamente.

Primera fermentación de la masa

4º Segundo amasado.

Pasa la masa a la mesa y, haciendo una presión ligera con la palma de la mano, ve amasando la masa en sentido circular, doblando los bordes hacia el centro, repitiendo el proceso. Cuando tenga forma redondeada, da la vuelta al pan dejando los pliegues en la base.

Cubre el pan con un trapo limpio y deja reposar 10-15 minutos. Repite el amasado anterior, para dar forma redonda de nuevo.

Segundo amasado

5º Segunda fermentación.

Esta segunda fermentación es la que dará esponjosidad al pan. Coloca el pan sobre una tabla lisa enharinada y cubre con un lienzo seco. Deja fermentar en sitio cálido durante 50 minutos.

Los tiempos de fermentación son aproximados, ya que dependen mucho de la temperatura ambiente y la humedad, incluso del tipo y cantidad de levadura utilizada.

Segunda fermentación

6º Horneado.

Enciende al horno a 230º. Para obtener una atmósfera húmeda introduce una bandeja con agua caliente en la base del horno. Introduce la bandeja del horno a media altura, para que se vaya calentando.

Horneado del pan
Una vez el pan haya subido lo suficiente, haz una incisión poco profunda en la superficie, con una hoja de afeitar o cuchillo muy afilado, para que desarrolle más corteza. Desliza el pan en la bandeja del horno, pulveriza con agua fresca el horno. El vapor es fundamental para la formación de la corteza.

A los 20 minutos, tiempo durante el cual el pan sigue subiendo, retira la bandeja con agua del horno. Sigue la cocción otros 15-20 minutos, baja la temperatura a 200º y deja acabar el horneado, hasta que el pan esté cocido. Esto lo sabremos cuando al golpear la base con los nudillos suene a hueco.

7º Enfriado.

Deja enfriar sobre rejilla. No lo cortes hasta que esté completamente frío, mejor incluso al día siguiente, que habrá perdido el exceso de humedad.

Degustación, consejos.

Hacer pan requiere más paciencia que esfuerzo, por los largos tiempos de fermentación y reposo. Aquí explicamos cómo hacer pan casero, receta, que es la preparación básica. Si queremos un pan más rústico, podemos sustituir una pequeña parte de la harina blanca por harina de centeno, integral o harina de cebada. Además podemos aromatizar la masa con aceite de oliva, ideal para pizzas y foccacias.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
loading...
TRANSLATE


EnglishcvFrenchGermanSpainItalianDutchRussianPortugueseJapaneseKoreanArabicChinese Simplified

Seguidores